Una excelsa primera parte consecuencia del duro trabajo diario de la 6ª victoria al Alza Basket Azuqueca

El Alza Basket Azuqueca sumó su segunda victoria seguida, después de pasar por una racha negativa en cuanto a resultados y suertes con las lesiones. Y la sumó contundentemente. Todo ello ante un rival puntero del grupo B y que llegaba a La Paz como segundo clasificado del grupo, el Moviestar Estudiantes que, aunque llegó a ponerse a 9 puntos alrededor del tercer cuarto, los nuestros no vieron peligrar un partido que se cimentó en una primera parte que, sin duda, va a ser muy recordada por los aficionados tanto por el torrente anotador, como por el buen movimiento del balón , la defensa y el enorme acierto en el tiro. Los azudenses contaban con un +22 de ventaja en el primer cuarto, ventaja que se incrementó ligeramente con un +25 al descanso. Al final, también a base de un gran último cuarto en el que el principal protagonista, fue sin duda, el público de La Paz, muy encendido por la actuación arbitral, los nuestros sólo encajaron 5 puntos para completar un partido sobresaliente.

Y todo, con una actuación inolvidable de un metralleta como Jackson Capel, que, aunque en la jornada anterior ya demostró de lo que era capaz y enamoró a los aficionados, esta vez ya se lo metió en el bolsillo del todo con una actuación para el recuerdo: 29 puntos, 6 rebotes, 6 recuperaciones de balón y 5 faltas recibidas para un 35 de valoración.

En definitiva una delicia para los aficionados el partido que se vió en la fría tarde del sábado.

QUINTETOS INICIALES

Alza Basket Azuqueca: #1 Jackson Capel, #10 Carlos Gómez del Pulgar, #11 Álvaro Rojas, #13 José María Balmón, #14 Carlos García.

Movistar Estudiantes: #11 Juan Llorente, #12 Guevara Rodrigo De la Torre, #15 Ander Martinez, #16 Wally Niang, #17 Alberto Maura.

Primer cuarto (29-7)

No comenzaban mal las cosas para un equipo estudiantil que cuenta con un equipo joven y con buenos tiradores y estrenaban el marcador visitante, Ander Martinez con una canasta y Maura con un triple. A partir de ahí, todo cambió, y llegó él, seguramente, mejor parcial anotador del Alza Basket Azuqueca desde que milita en liga EBA: 27-0. No paraban de llegar puntos, y el público no paraba de alucinar ante la exhibición sobrenatural de puntos de los nuestros. Todo esto a pesar de que el entrenador visitante intentó parar la hemorragia de los azules con 10-5 en el marcador, a falta de 5:43 del final del cuarto.

Casi la mitad de los puntos del parcial de Azuqueca se sustentaron en un Jackson Capel que prácticamente no falló nada y estaba “enchufadísimo” desde todas las posiciones. Exhibición para enmarcar, adornada con muy buena circulación de balón, y sobre todo, con tiros fáciles y liberados que daban cuenta del buen juego que estaban dando a los aficionados los nuestros. El resto de puntos los aportaron entre Rojas, Balmón, Carlos García y Rúa. Casi al final del cuarto llegarían los restantes puntos de los madrileños vía tiros libres, de un Luis de la Peña que fue reprimido por la afición, después del desplante que tuvo con esta sin haber comenzado la temporada.

Poca más que decir del primer cuarto, salbo el disfrute y la delicida de ver jugar al equipo de esta manera y , sobre todo, con felicidad en sus rostros y disfrutando. El partido quedaba parcialmente “roto” con un 29-7.

Segundo Cuarto (21-18)

Los estudiantes intentaban reponerse de un desconcertante primer cuarto, con un triple de Miranda y puntos vía tiro libre de Maura y de un Llorente ( hijo del mítico José Luis Llorente, ex jugador del Real Madrid y de la selección española entre otros), que estuvo bien parado por los nuestros en toda la primera parte, lo cual fue un factor clave también para el devenir de los nuestros en el partido, pero que arreglaría su actuación en la segunda parte para irse con un 15 de valoración.

A partid de ahí de nuevo se presentaron los nuestros con un parcial de 15-5. A los nuestros les salía todo y anotaban desde todas las posiciones. Muestra de ello es un triple increíble y desequilibrado de Gómez del Pulgar ( últimamente jugando muy bien y siendo el director de juego referente y un seguro de vida en defensa), al que Capel le había dejado la “patata caliente” al final de posesión de 24″ y que provocó el delirio de todo el público de La Paz. A ello hay que sumar una buena canasta a media distancia de un Alioune que entró a pista a falta de 6 y al que la afición animó y dio calor en todo momento, demostrando el cariño que Azuqueca le procesa al bueno de “Ali”.

Los estudiantes intentaban acercarse todo lo que podían por medio de De la Torre y Ander Martínez, pero era imposible y, aunque el cuarto para ellos no fuera para nada desastroso, seguía sin ser positivo, ya que veían como la diferencia aumentaba al descanso a +25, 50-25.

Tercer cuarto (15-19)

… Y llegó la “pájara” clásica en el tercer cuarto. Los Estudiantes salieron como un cohere del túnel de vestuarios, algo que se intuía y que no podía ser de otro modo si querían pelear el partido de alguna forma. Y todo ello de forma contundente, con tres triples, dos de un Miranda que fue la muñeca más caliente de los visitantes con 5/10 en tiros de tres, y otro de un Llorente, que comenzaría a engrasar la misma después de una primera parte desaparecido. Con esto, Jesús Berzosa pidió inmediatamente tiempo muerto con 50-34, a falta de 8:28.

Sin embargo las cosas no cambiaban. Llorente volvió a anotar y los rojos permanecieron 4 minutos sin ver aro, lo que hacía que el filial de ACB se creciera.

Los primeros puntos del cuerto para los nuestros llegaban sólo vía tiros libres, de Balmón y Rua, pero Llorente seguía a lo suyo, completando 12 de sus 18 puntos en el cuarto. Sin embargo los nuestros empezaban a reaccionar y se repusieron relativamente bien de la reacción estudiantil, apoyadas por un Balmón que contestó a Llorente con 11 puntos en el cuarto de los 15 de su equipo. No obstante la ventaja que habían cimentado los nuestros se esfumó parcialmente y el marcador al final del tercer cuarto no reflejaba lo que había sido la primera parte, 65-54.

Último cuarto (16-5)

Para entonces llegó el último cuarto. Y no comenzaba nada bien, porque Miranda anotaba otro triple.

Pero en Azuqueca ya se sabe lo que pasa cuando el equipo lo pasa mal, pero más aún, cuando el colectivo arbitral no responde adecuadamente. Una técnica Álvaro Rojas, que sería su segunda, le descalificaba del partido para no volver. El rapapolvo de La Paz a la pareja arbitral ya era patente anteriormente, pero tras este hecho, los aficionados estallaron y el ruido que se oía fue el de las grandes ocasiones. Algo se que echaba de menos. Impresionante.

Con todo esto, y con Llorente aprovecahbdo el tiro libre de la descalificante, los estudiantiles veían otro partido ahora completamente distinto a la primera parte y confiaban en tener el trabajo casi hecho, con un 65-58.

Pero nada más lejos de la realidad. El público empezó a animar a los nuestros y abuchear enormemente cada ataque de los madrileños… Y despertó la bestia de nuevo. Si en el tercer cuarto Balmón cogió el timón para mantener a flote a los nuestros, un Capel al que se echaba de menos, metió siete puntos seguidos (un par de entradas merecedoras de ser jugadas de 2+1 bastante claras, a decir verdad), y acompañado por un Carlos García que no hay día que no responda como se merece, volvían a estirar la ventaja en el electrónico, algo que alivió a los aficionados y que permitió seguir disfrutando de un equipo que va a más y que se ha repuesto de una situación injusta de lesiones y diversos contratiempos que, a buen seguro, irán desapareciendo conforme pasen las jornadas.

Al final un 81-59 que dio mucha cuenta del gran juego en ambos lados de la pista, de los nuestros y ante un muy buen equipo que seguro va a tener mucho que decir en los puestos de cabeza de cara a disputar el ascenso a LEB Plata.

« | »