Una dulce novena victoria para el Alza Basket Azuqueca que le acerca el objetivo

Se preveía tensión, nervios y mucha cabeza fría en el Cerro del Telégrafo, en Rivas Vaciamadrid. Y el partido no defraudó en ningún momento. Los tres ingredientes se mezclaron para obtener un cóctel delicioso con sabor a victoria. El resultado del cóctel, un partido igualado hasta el extremo, los dos equipos muy parejos entre sí en todo momento, si un equipo se iba unos puntos por encima en el marcador, el otro reaccionaba rápidamente para no perder la estela anotadora del contrario. Al final el Alza Basket Azuqueca, en los últimos minutos y con varias acciones decisivas, se llevó un partido que acerca el objetivo de mantener la categoría, y que, además, hace a los nuestros redimir la dura derrota ante Casvi.

El partido contaba con la baja de José Manuel Ayuso, que no pudo disputar el encuentro por tendinitis en sus rodillas y al que deseamos que pronto pueda recuperarse, Jose María Balmón volvió a jugar un partido más tocado, demostrando su compromiso, Cristian Santigo también seguía con sus molestias en la rodilla, jugando prácticamente con una mano sola, por un problema en su hombre derecho, pero eso no le impidió ser de nuevo el referente desde el banquillo, animando a sus compañeros y arengando a la grada una vez sí y otra también. Michael Murray volvió a pisar la cancha y lo hizo de una manera formidable, como ahora comentaremos, y Carlos Gómez del Pulgar se ha recuperado completamente de su lesión y ya pudo jugar con normalidad, cuajando una satisfactoria actuación, como nos tiene acostumbrados esta temporada.

PRIMER CUARTO [14-19]

Con un solitario tiro libre de Rúa, que comenzó muy bien el partido siendo uno de los baluartes principales de los visitantes, se estrenaba el marcador en el Cerro del Telégrado en un partido que ya se preveía duro.

El intercambio de canasta era ya constante y los dos equipos manejaban diferencias de entre 1 y 3 puntos entre ellos, lo que hacía más vibrante el partido. Los dos equipos, el local apoyado por Ajero (el mejor de los de Rivas con 21 de valoración) y el visitante con Carlos García, el propio Rúa y Balmón, como principales espadas en la anotación y un Álvaro Rojas sublime en la dirección de juego (suyas las 3 asistencias con las que finalizó el encuentro), se mantenían firmes en su idea de ir a por el partido y sólo la entrada a pista de un Michael Murray que volvía después de varios partidos sin participar por lesión y de un triple de Gómez del Pulgar desde la esquina tras asistencia de Rúa declinaba ligeramente la balanza para los azudenses con un resultado de +5 al final del cuarto, 14-19.

SEGUNDO CUARTO [17-12]

No empezó el segundo asalto bien para los intereses de los de la vega, que veían como entre Aguado, Soto y González, los verdes se ponían con un +1. Los visitantes empezaron a mostrar sus carencias en defensa y los locales anotaban con relativa facilidad, esto obligó a Jesús Berzosa a pedir el primer tiempo muerto de la tarde para tratar de corregir esa hemorragia defensiva.

El tiempo muerto volvió a nivelar las cosas para los dos equipos, como en gran parte del primer cuarto, sin embargo el Alza Basket Azuqueca permitía muchas oportunidades tras rebote ofensivo del rival, y es que hasta 5 rebotes de esta clase cogieron los de Rivas. Con Soto, Ajero y Vara por los locales, y Rojas, Balmón, y sobre todo, un Michael Murray en estado de gracia (que cuajó seguramente su mejor partido desde que está con nosotros, con un doble-doble de 20-10, adornado con 4 asistencias y 4 faltas, recibidas para ser el mejor partido, con 28 de valoración), obligaron esta vez a pedir tiempo muerto a los de Rivas a 2.26 para el final.

Hasta el final las cosas seguían al mismo nivel y, a pesar de que los locales vivían desde el tiro libre y una canasta de Carpio final, Muchael Murray anotaba cinco puntos más a su casillero que ponía el marcador tan nivelado como unas tablas, 31-31, con dos cuartos muy largos y duros para disputarse.

TERCER CUARTO [17-24]

Esta vez el tercer cuarto, que es el del interrogante y el que suele dar una mala respuesta al Alza Basket Azuqueca por lo general, se convirtió en el clave y el que ofreció una mayor anotación en parcial tanto para el Alza Basket Azuqueca en particular, como del partido en general. También sirvió para que resurgiera de las cenizas, cual ave fénix, alguien al que se echaba en falta y que se encontraba “escondido” hasta el momento, Jackson Capel.

El tercer cuarto comenzó con un Capel que empezaba con su motivación particular y Balmón, que volvió a dar la talla; por el otro lado Soto aprotaba cinco puntos vía 2+1 y una canasta fácil a media distancia.

Sin embargo uno de los puntos de inflexión del partido sería la falta técnica a Zamora, que enfrió a los madrileños y que propició un parcial de 8-13 para los nuestros, apoyados por nuestros dos americanos; Capel con un triple, apoyándose en asistencia de Balmón y Murray, que se apoyaba en Rojas ( que sumó 4 asistencias, a pesar de las 3 que marca la estadistica), y luego en Balmón para culminar con un mate que levantó a la gran cantidad de aficionados azudenses que se desplazaron a apoyar al equipo.

Jesús Berzosa optó por dar descanso a Balmón, en el tramo final del cuarto y el quinteto de 5 “bajitos” (Carlos García como 5, Michael Murray, Carlos Gómez del Pulgar, Javi Huertas y Jackson Capel), le dio más dinamismo a los nuestros y le dio resultados positivos, lo que propició que los nuestros sólo cedieran cuatro puntos a los locales y se fueran al último cuarto habiendo cumplido los deberes en el “cuarto maldito”, con un +7, 48-55, y un buen parcial con 24 puntos anotados.

ULTIMO CUARTO [20-21]

Pero ni mucho menos el partido estaba hecho, y eso es lo que se palpó al comenzar el último cuarto, inclusive cuando el comienzo del mismo era idéntico al del segundo. Seis puntos de Rivas, apoyados por un Carpio que aparecía silenciosamente y que obligó a Berzosa a pedir tiempo muerto, a 9,17 y con 54-55 en el electrónico.

Rúa y Capel se encargaban de poner fuerza y valor a un encuentro que se apretaba y ofrecía nervios de acero para los jugadores y simplemente muchos nervios en la grada, sobre todo para los aficionados azudenses, que veían este partido clave. En este tramo Ajero se echó el equipo a la espalda y anotaba de todos los colores, para seguir metiendo el miedo en el cuerpo a los azudenses.

Prácticamente en los tres últimos minutos y con detalles específicos y una pizca de esa suerte necesaria que se necesita, se dirimió el ganador del encuentro. Y es que Balmón, con 8 puntos en ese tramo final, un par de canastas de Murray (una tras una carambola inverosímil y otra a media distancia desde un lateral) y , sobre todo, un triple de Jackson Capel que puso a los azudenses de la grada en pie y que fue la canasta decisiva para no perder y más la ventaja, terminó un duro encuentro, una gran victoria por 68-76 en un partido muy trabajado para los nuestros, cimentado en, sobre todo, un tercer cuarto genial que debe servir para los nuestros como el cuarto “comodín” que puede hacer ganar un partido.

Para el próximo partido el Alza Basket Azuqueca disputará su penúltimo partido junto a su afición. Y es otra final, ante Pozuelo, que se encuentra décimo en la tabla, con los mismos partidos que los nuestros y que pelea también por permanecer en EBA, por lo que se antoja de nuevo necesario el apoyo de toda la afición azudense, ya que en nuestro fortín no debe caber una sola derrota más.

« | »