Fichaje de Rafa Molina por el Alza Basket Azuqueca

Aunque el Alza Basket Azuqueca no tenía pensado hacer ninguna incorporación más esta temporada, el ofrecimiento del jugador y las muchas facilidades que Molina ha puesto para su fichaje, (quizás haya influido que el jugador tiene a gran parte de su familia y que reside en Torrejón), han llevado al club azudense a decidirse por incorporarle a sus filas.

Rafa Molina, como se le conoce en el baloncesto, es un pivot de 2.02 metros de altura que comenzó a jugar en el equipo infantil del Basket Torrejón, allá por el año 2001.

Rafa se dió a conocer cuatro años más tarde, en una final a cuatro cadetes, al enfrentarse contra Estudiantes. Este partido hizo que se fijaran en él dos grandes equipos madrileños como el propio Estudiantes y el Real Canoe Natación Club, al final fue el equipo estudiantil el que se lo llevó, permaneciendo allí cuatro años, dos en categoría Júnior y dos en EBA.

Sus buenos números en el equipo estudiantil, (10,5 puntos por partido en su primera EBa y 11, 5 en la segundo, siendo el máximo anotador de su equipo en esa temporada), le abrieron las puertas de la selección española sub 18, para un torneo en Onil (Alicante), donde realizaría un gran partido contra Portugal.

En 2009, decide cambiar de aires y unirse al proyecto del entonces denominado Xacobeo Blusens que llegaba ese año a la ACB. La idea de los técnicos Xacobeo era contar con él a mido largo plazo, por eso le hicieron ficha con el Óptica Val Obradoiro de la EBA y la opción de entrenar con el primer equipo. Esa temporada estuvo a caballo entre el equipo EBA y el banquillo del ACB.

Molino respondió con creces a lo esperado y debutó en la liga ACB el 15 de noviembre frente a Unicaja de Málaga.

Siguió trabajando con el equipo EBA promediando 16 puntos por partido y acumulando MVP´S. La casualidad quiso que su último partido en ACB fuese un 16 de mayo de 2010, contra su ex equipo Asefa Estudiando, jugando 33 segundos, precisamente el número de su dorsal.

Xacobeo descendió, y Molina fue fichado por el Vive Menorca, con ficha en el Jovent Alaior de liga EBA y siendo uno más en los entrenamientos del primer equipo en ACB.

Rafa tubo una lesión en un hombro que le hizo apartarse de las pistas y pasar por el quirófano. Con lo que su proyecto de ACB se diluía.

Al año siguiente el Omnia CB Las Rozas de la Adecco Plata se hizo con sus servicios. Sin casi minutos, y con el equipo desaparecido al final de la temporada, Rafa cambió el chip, sabedor de que era difícil volver a ser lo que había sido. El pasado verano era llamado por el Eurocolegio Casvi, donde venía alternando su carrera de INEF y el etrenamiento y los partidos del grupo “B” de la liga EBA.

Rafa tiene dos anécdotas para siempre en el baloncesto a nivel ACB, la primera le hizo llegar a la segunda.

La primea fue una foto que su madre le hizo con su ídolo Juan Carlos Navarro en un partido que su equipo jugó contra el F. C. Barcelona, en la que Molina al cruzarse con Navarro esta tan nervioso que no pudo ni mirarlo a los ojos.

La segunda es que se presentó al casting del anuncio de la liga Endesa, contando esta historia y fue seleccionado participando en el mismo.

El joven pívot madrileño se incorpora a las filas del Alza Basket Azuqueca, en un momento muy importante de la temporada. Esperemos que su incorporación aporte parte de esa chispa que el equipo necesita para superar la racha negativa que esta pasando. Y la primera prueba para Molina llegará este domingo en tierras valencianas, donde el equipo azudense se enfrentará al equipo de la Universidad Politécnica de Valencia, en un partido crucial y a donde el nuevo fichaje viajará con el equipo.

NOTA DE PRENSA FICHAJE RAFA MOLINA

« | »