El Alza Basket Azuqueca necesitaba la victoria y trabajó duro para conseguirla

Partido muy importante par los intereses de nuestros chicos en un polideportivo La Paz algo más “desangelado” que de costumbre, quizá por la disputa del partido entre el Athletic Club de Bilbao y el Real Madrid de la jornada futbolista del sábado, pero con una aceptable entrada.

El partido ante el Náutico de Tenerife tuvo altos y bajos constantes para los nuestros, que, a pesar de todo, consiguieron encontrar la fórmula para llevarse el partido a través de una buena subida de líneas en defensa en el último cuarto, tras un primer cuarto bastante satisfactorio un no tan satisfactoria segundo cuarto.

Los nuestros seguían contando con las bajas, tanto de Carlos Gómez del Pulgar como de Michael Murray, que siguen con su puesta a punto tras las lesiones y se espera que alguno de ellos ya esté disponible para el siguiente compromiso. No obstante volvió a jugar alguien muy querido por la afición local y alguien a quien se echaba de menos por el valor de sus “intangibles”, tanto en el campo, como fuera del mismo: Cristian Santiago, que estuvo como siempre muy activo tanto animando en el banquillo, como dejándose la piel en el campo y revolucionando el partido en los 16 minutos y 11 segundos que estuvo en el campo. Enorme Cristian.

QUINTETOS INICIALES

Alza Basket Azuqueca: 1# Jackson Capel, 5# Sergio de la Rúa, 11# Álvaro Rojas, 13# José María Balmón, 14# Carlos García.

Real Club Náutico de Tenerife: 5# Francisco Imobach Pomares, 8# Ayoze Alonso, 12# Mamadou Niang , 15# Juan Andrés García , 62# Roberto de la Rosa.

PRIMER CUARTO [21-12]

El primer cuarto comenzó con los dos equipos tanteándose y respetándose mutuamente y contábamos con un 2-2 en los dos primeros minutos de partido. Los nuestros fueron los que abrieron la veda a base de cortos pero efectivos parciales; el primero llegó con un 5-0 por parte de Balmón, con un triple y un 2+1.

Por parte visitante solo arrimaban el hombro un efectivo Ayoze Alonso y Juan Andrés Garcia, al igual que un tímido Niang, que al final acabaría siendo el mejor de los isleños, con 9 puntos y 15 rebotes para 17 de valoración, pero que fue bien parado por los nuestros y, en determinados tramos del partido, se vió frustrado por las pérdicas de balón (6) y por no poder encontrar aro tan fácil como necesitaba su equipo.

Los azudenses completaron una buen serie desde el exterior anotando cinco triples en total, algo de lo que se encargarían Rojas (que metió dos seguidos) con la inestimable ayuda de un Sergio de la Rúa muy completo y brillante en la dirección de juego (4 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias para 11 de valoración), y Balmón que volvió a ser el principal sustento de los nuestros con 21 puntos, 14 rebores y 13 faltas recibidas para ser valorado con 27, pero con el lunar de las pérdidas de balón de nuevo (6).

Al final un buen primer cuarto, que nos dejó buenas vibraciones con un 21-12 a favor.

SEGUNDO CUARTO [15-21]

Como suele ocurrir, cuando los nuestros llevan un colchón algo cómodo de puntos a favor, se dejan ir, y eso ocurrió en este segundo cuarto.

Aún así el cuarto comenzó en tablas, con un Rojas que en casa se crece de una manera sensacional (16 puntos para valoración de 19), y con un Ayuso que cumplió en los minutos que estuvo sobre el parquet. Por el equipo canario, el lituano Kuklierius, Ayoze Alonso y Thiam ponían los puntos de su equipo, algo que inquietó a Jesús Berzosa, que veía como los canarios se acercaban en el marcado a falta de 7:21 para el final con 25-20.

Los de Náutico se seguían arrimando al rival en el el electrónico y a pesar de los intentos de Rúa y Rojas por mantener una distancia prudente, Jesús Berzosa se vio obligado a gastar su último tiempo muerto de la primera parte con sólo un +2 para los nuestros (29-27).

Nuestros chicos se mantuvieron varios minutos sin ver aro, excepto desde la línea de 4,60, con cuatro puntos de Balmón, y de ellos se aprovechó González, especialmente para ser el mejor de su equipo en un parcial de 7-10 que, si bien no parecía relevante, si adquiría la importancia de que los nuestros se veían al llegar al descanso por primera vez por debajo en el marcador, con un -1:36-37.

TERCER CUARTO [26-27]

El tercer cuarto comenzaba con muchas dudas para el equipo de la vega, que veía como con un parcial de 3-8, que completaron Pomares con un 2+1, tras una atideportiva de Rúa cuanto menos discutible, García y Ayoze con un triple, se iban complicando más y más sus opciones de un partido que estaba medio amarrado en el primer cuarto y que se les estaba yendo de las manos.

Rojas y la vuelta del GRAN CAPITÁN, Cristian Santiago ( muy aplaudida por el público de La Paz), a las pistas tras muchos partidos sin jugar con dos triples cada uno volvían a poner el partido en su sitio y los nuestros ya empezaban a encontrar huecos y a aprovecharlos para seguir sumando puntos en el marcador.

No obstante el momento del partido llegó cuando más quemaba el balón y, sin duda, cuando los nuestros más lo necesitaban. Un Jackson Capel “desaparecido” hasta entonces, encontró su momento en el partido y nos volvió a dar una clase magistral de cómo ser un anotador puro, con dos triples seguidos aprovechándose de la visión de Rúa y Ayudos.

A pesar de algunas acciones esporádicas de Kuklierius y Niang para mantener a los canarios en el partido, era “tiempo de Capel” que, en la última jugada del cuarto y cuando el cronómetro arañaba los últimos segundos, clavó un triple espectacular desequilibrado y con un defensor encima que terminó de levantar a La Paz para que los nuestros volvieran a quedarse por encima en el electrónico para no volver a perder esa ventaja: 62-55.

ULTIMO CUARTO [18-17]

El último cuarto comenzó con un “rifirrafe” entre Juan Andrés Garcia y Jackson Capel, que pidió explicaciones al primero por una falta muy dura que debió ser sancionada con antideportiva por parte de los colegiados. Todo esto, unido a una serie de ataques espesos por parte de los dos lados de la cancha, obligó a pedir tiempo muerto a Jesús Berzosa con el marcador sin variar desde que terminara el tercer cuarto.

Ante la ausencia de anotación, Capel y Ayuso con un triple desde la esquina pusieron la máxima diferencia del partido (+12), pero los canarios no estaban dispuestos a dar la batalla por perdida, y con Ayoze, Niang y González como baluartes, puesieron el marcador en un puño y a los aficionados de La Paz inquietos de nuevo ante la proximidad de los canarios,, Berzosa pedía el segundo tiempo muerto de la segunda parte, con 69-64 a 4:05 para el final del partido.

Con los nuestros sobreviviendo a base de tiros libres al final del partido (sólo una canasta de campo de los nuestros, por parte de Balmón), y con el quinteto por el que apostó Berzosa para parar a los visitantes en la recta final, los nuestros provocaban errores de lanzamientos y pérdidas de balón al rival, y, a pesar de una falta de Carlos García que envió a Rodriguez a la línea con tres tiros libres, el partido y la importantísima victoria se quedó en casa: 80-72, +8 para los nuestros.

Gran victoria, que ve incrementada su importancia ante la derrota de todos los rivales de los puestos de la mitad de la tabla para abajo. El único equipo capaz de ganar fue Pozuelo.

Los nuestros jugarán dos partidos fuera de casa para volver a La Paz para jugar precisamente contra Pozuelo, pero eso será el día 28.

DEFENSA (1) UNION

« | »